Escuela Superior de Economia y Administración de Empresas

El Instituto Universitario ESEADE (Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas) es una organización sin fines de lucro, fundada en 1978, por iniciativa de Alberto Benegas Lynch (h) y apoyado por un grupo de empresarios. Cuenta con la autorización provisoria, según decreto No. 238/99 del Poder Ejecutivo Nacional ESEADE fue la primera Escuela de Negocios en ofrecer un programa MBA en Argentina. 

ESEADE se ha caracterizado por su multidisciplinar departamento de investigaciones, por el que han pasado intelectuales como Ezequiel Gallo, Alberto Benegas Lynch (h), Juan Carlos Cachanosky, Gabriel J. Zanotti, Martín Krause, Ricardo M. Rojas, Ivo Sarjanovic, Cecilia Gianella Vázquez Ger, Eliana Santanatoglia, Constanza Mazzina, Ricardo López Gottig, Eduardo Stordeur, Adrián Ravier, Juan Francisco Ramos Mejía, entre otros. Sus contribuciones se han publicado en varios de los 45 ejemplares de la revista académica LIBERTAS, cuyo nombre luego cambió hacia RIIM (Revista de Instituciones, Ideas y Mercados).

ESEADE ofrece en la actualidad programas de grado, maestrías y doctorado, y cuenta con la autorización provisoria, según decreto No. 238/99 del Poder Ejecutivo Nacional. ESEADE recibe una considerable impronta de la filosofía política y económica del liberalismo y el austrolibertarismo. La escuela ha sido ligada repetidamente a figuras del menemismo. También ha sido criticado por el paso de varios de sus integrantes por gobiernos de facto y su vinculación con la implementación de medidas económicas de corte liberal que llevaron a sucesivas crisis económicas.

En esta instancia del proceso de evolución cultural, tal como está concebida la acción política en el contexto de marcos democráticos que pretenden apartarse del absolutismo monárquico de antaño, quienes apuntan a ejercer el poder lo deben realizar con un discurso que resulte aceptable para la opinión pública del momento. En esta misma línea argumental, a su vez, la opinión dominante se alimenta de las ideas que mayor peso y difusión logran en esas circunstancias. No resulta posible poner el carro delante de los caballos: no pueden ejecutarse políticas si previamente no se han comprendido en grado suficiente las ideas sobre las que descansan aquellas políticas. Si en un medio hispanoparlante se deseara pronunciar conferencias en sueco, es requisito indispensable que la audiencia esté familiarizada con ese idioma. Del mismo modo ocurre con los postulados de una sociedad abierta, las propuestas correspondientes exigen que, previamente, para contar con un mínimo de aceptación, la audiencia sepa de que se está hablando.

Todos los integrantes de una comunidad, independientemente de cuales sean sus actividades específicas, están interesados en que se los respete, por tanto todos deberían contribuir a ese fin ya sea con tiempo o con recursos. Nada se gana con rasgarse las vestiduras por las intromisiones del aparato estatal en la vida de las personas, si no se trabaja para revertir la situación. No se justifica la actitud de quienes pretenden estar ubicados en una inmensa platea esperando que les resuelvan los problemas quienes están en el escenario. Todos deberíamos contribuir en el escenario sin delegar responsabilidades que nos competen como seres humanos.

Sobre esta base y estas inquietudes se constituyó la institución de posgrado ESEADE. El que estas líneas escribe fue primero Director General y después Rector de esa casa de estudios durante sus primeros veintitrés años de vida y concibió la idea mientras estuvo enseñando en el exterior durante tres años académicos (1973-1976). Antes de esa experiencia, solo marginalmente se dedicaba a la enseñanza universitaria puesto que su principal actividad era en la empresa. La idea surgió como un derivado del aforismo de put your money where your mouth is, es decir, no parecía razonable, conducente ni viable el quejarse por los distintos sucesos que tenían lugar en la Argentina y, al mismo tiempo, no destinar el tiempo suficiente al estudio, la investigación, la docencia, la difusión y la profundización de los principios que, en tiempos pasados, habían hecho de ese país uno de lo mas prósperos del planeta.

Finalmente se logró el objetivo a principios de 1978 gracias a la comprensión y generosidad de un grupo de empresarios prominentes, los cuales, a poco andar, llegaron a setenta y cuatro entre adherentes y benefactores según las donaciones de becas para que pudieran seleccionarse profesionales a través de un examen de ingreso con independencia del patrimonio del postulante. En otros casos, el empresario enviaba directamente un egresado universitario de su empresa para la utilización de la respectiva beca.

En el año 2020, La Escuela Superior de Economia y Administración de Empresas dicta 3 posgrados. Entre sus carreras universitarias, puedes estudiar alguna de sus 3 licenciaturas.
La Escuela Superior de Economia y Administración de Empresas actualmente no dicta carreras a distancia, licenciaturas a distancia, ingenierías a distancia ni posgrados a distancia.


Maestrías



Licenciaturas


Obtén Información al Instante Sobre Precios y Fecha de Inicio

Al solicitar informes autorizo a universidadesonline.com.bo, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a propuestas educativas relacionadas con cualquiera de las alternativas existentes en el territorio boliviano.


Ubicación de La Escuela Superior de Economia y Administración de Empresas

Sedes de la Escuela Superior de Economia y Administración de Empresas